Agencia Estudiantil de Prensa
1M, de la contemplación a la ofensiva
«[…] esta fecha ha constituido un ritual de una generación de organizaciones populares en contra de la avaricia del capital».
Agencia Estudiantil de Prensa
Agencia Estudiantil de Prensa
1M, de la contemplación a la ofensiva
«[…] esta fecha ha constituido un ritual de una generación de organizaciones populares en contra de la avaricia del capital».

El 1º de mayo es un día histórico. Su sentido inicial reposa en la lucha por la disminución de la jornada laboral, el cual fue matizado –años más tarde– con las reivindicaciones de los trabajadores de diferentes latitudes del mundo. En el siglo XXI, esta fecha ha constituido un ritual de una generación de organizaciones populares en contra de la avaricia del capital.

Colombia no ha estado al margen de esta dinámica. Tras la masacre de los trabajadores de las bananeras en 1928, el 1º de mayo no ha pasado desapercibido. Sus agremiaciones y organizaciones políticas, año tras año, han levantado sus banderas agitándolas con otras exigencias. La denuncia de las formas de explotación ha estado acompañada de reclamos por la democracia, la justicia social y la dignidad.

La apuesta por el cambio de Gustavo Petro tiñe con unos intereses adicionales el día internacional de los trabajadores. La necesidad de demostrar un apoyo significativo a su favor lo ha llevado a convertir la conmemoración en un espaldarazo a su reforma laboral. Aun así, esto no es un problema mayúsculo. En un contexto en el que la coalición con los grupos de Dilian Francisca Toro, César Gaviria y los conservadores se tornó insuficiente, es necesaria una nueva ruta. El problema está en pretender hacerlo de la misma forma, con otro nombre e involucrando a los electores que apoyaron a Petro en condición de candidato.

Los más de ocho meses de gestión pusieron en evidencia los límites de una coalición con grupos políticos que resisten a ceder en sus intereses. Las principales reformas para inaugurar el inicio de una Colombia como potencia de la vida no pueden depender de una coalición con estos, y mucho menos de la repartija y la transa burocrática como principal forma de ganar sus apoyos. El cambio y las transformaciones que requiere el país necesitan de mayorías conscientes, organizadas y al margen de las prácticas clientelares, nepóticas y corruptas predominantes en la política nacional, regional y local.

El día internacional de los trabajadores no puede sucumbir en un acto público de apoyo a un mandatario. Su desarrollo y trayectoria histórica ha llevado al pueblo trabajador a interpelar o dialogar con sus opuestos en su fecha. Esta esencia es importante mantenerla y alimentarla. Los trabajadores como parte del común y corriente hacen parte de ese pueblo explotado y urgido de bienestar; ellos no merecen saludos a la bandera, necesitan de condiciones para convertirse en mayoría definitoria para el cambio y para el tránsito hacia una nueva sociedad.

Relacionados

cuba_1-exif-remove
En el vecindario, la mayoría de gobiernos están bajo la tutela de Washington; los que no, están transitando un camino...
GA
La dictadura en curso necesita de un alto y sus voceros no merecen una posición como mandatarios a nivel territorial ...
Marcha Patriótica
«En los recientes espectáculos de campaña a la alcaldía de Ibagué sobresalió la falta de proyecciones estratégicas [....