Diseño sin título
«El Altísimo» y su grupo político
«Tras el fallecimiento de Gómez Gallo y Angulo, OBQ levantó su propio grupo, el cual se distingue con el nombre de barretismo».
IMAGEN: senado.gov.co
IMAGEN: senado.gov.co
«El Altísimo» y su grupo político
«Tras el fallecimiento de Gómez Gallo y Angulo, OBQ levantó su propio grupo, el cual se distingue con el nombre de barretismo».

«Colombia es un país conservador» se oía en las cuñas radiales pagadas en las últimas elecciones. Esta frase pareciera ser cierta en lo que concierne a la política en el Tolima, donde -desde hace unos años- el departamento se ha «conservatizado». Hasta sus escenarios más insignes fueron pintados de azul[1], algo poco común en un departamento históricamente liberal y que ha parido a varios de sus más ilustres exponentes: Manuel Murillo Toro o Darío Echandía, por nombrar solo dos.

Lo anterior es obra y gracia del grupo político de Óscar Barreto Quiroga (OBQ) «El Altísimo»[2], que se ha convertido en uno de los más poderosos del país. Su pujante empresa familiar, Central Pecuaria[3], sus seis congresistas, la gobernación del Tolima, más de una decena de alcaldías municipales hacen parte de la lista que controla y maneja a sus anchas. Esto le ha permitido disponer de todo el festín burocrático del departamento.

El ascenso de «El Altísimo»

«El Altísimo» como se le conoce en los círculos políticos del departamento, es cabeza y líder de un influyente grupo. Su acumulado político lo heredó de dos pesos pesados del Partido Conservador en el Tolima: Guillermo Ángulo Gómez (1934-2009) y Luis Humberto Gómez Gallo (1962-2003)[4], quien recogió una parte del capital político del primero.

Angulo Gómez, hijo del banquero Guillermo Angulo Ruiz, fue congresista tolimense durante casi cuatro décadas por el Partido Conservador; también fue conocido como el padre de María Victoria Angulo, ministra de educación en el gobierno de Iván Duque. Angulo Gómez cultivó su poder político como militante godo en medio de una tradición liberal del Tolima hasta entrada la década de los noventa. En retiro, su influencia política acumulada fue heredada por otro referente de los conservadores en el departamento.

Gómez Gallo es recordado por sus vínculos con el narcotraficante paramilitar Eduardo Restrepo Victoria, alias «El Socio» (lugarteniente de Wilmer Varela, alias «Jabón»), y como un parapolítico tolimense condenado por promover la conformación y apoyo de un grupo paramilitar. Entre Gómez Gallo y «El Socio» impulsaron el Bloque Tolima de las AUC[5], el cual fue responsable de numerosos delitos y masacres en el departamento[6].

Tras el fallecimiento de Gómez Gallo y Angulo, OBQ levantó su propio grupo, el cual se distingue con el nombre de barretismo. Recogiendo el acumulado político por medio de acuerdos con los distintos liderazgos erráticos del angulismo y el gomezgallismo, Barreto se convirtió en el principal referente y «continuador» de la influencia conservadora[7]. De hecho, después de perder su aspiración a la alcaldía de Ibagué en dos ocasiones (2000 y 2003) y lograr la gobernación del Tolima en 2007, el barretismo se consolidó como grupo con poder.

Como fiel adulador de la «Seguridad Democrática» del presidente de aquellos años, Álvaro Uribe Vélez, y de la mano de multinacionales, latifundistas, industriales, parapolíticos[8], OBQ logró echar raíces en distintos municipios del departamento. Por aquel entonces, el Tolima vivía una de las arremetidas más fuertes y violentas contra la insurgencia y el movimiento social. En este contexto, irrumpió Barreto, cual pacificador de La Violencia de antaño. Esos años fueron dorados para el paramilitarismo, si se tiene en cuenta que lograron integrar en el ámbito nacional más del 50% del Congreso y acceder a distintas instituciones y corporaciones públicas nacionales y departamentales. El Tolima no fue la excepción.

El grupo político de OBQ

El barretismo se encuentra alinderado con la familia Laserna, lo que queda del angulismo y el gomezgallismo; pero con fichas propias. Por ejemplo, el exrepresentante a la cámara por el Tolima, José Elver Hernández «Choco», fue el conductor y hombre de confianza de Gómez Gallo, y actualmente representa dichos intereses en el barretismo, con cuotas en entidades departamentales[9]. El angulismo conservador, aunque no es una fuerza evidente, también tuvo clientela en el gobierno de Iván Duque por cuenta de la ministra María Victoria Angulo, lo que lo configura dentro de dicho grupo político como una fuerza. La familia Laserna, grandes latifundistas y empresarios del Tolima, fundadores de la Universidad de los Andes, hacen parte del grupo de «El Altísimo». En el pasado, tenían representación de su propia casa política a través del senador Juan Mario Laserna, quien murió en accidente de tránsito. Esta familia es figura política desde el siglo XIX y parientes de otra que data de tiempos coloniales: los Valencia de la senadora Paloma, del ex presidente Guillermo León y del poeta Guillermo Valencia.

¿Qué ha logrado el barretismo?

En 2019, el barretismo ganó la Gobernación del Tolima (lo que le posibilitó una incidencia en la contratación de municipios donde no ganaron) con su candidato Ricardo Orozco[10], quien fuera secretario de Gobierno en la segunda gobernación de «El Altísimo» (actualmente, su secretario general es Santiago Barreto Triana, sobrino de su antiguo jefe: OBQ). También, el barretismo ganó más de una veintena de alcaldías municipales, entre las que se encuentra la Alcaldía de Ibagué, con Andrés Fabián Hurtado, investigado por varias jugaditas[11]. Las alcaldías de Alpujarra, Cunday, Fresno, Herveo, Melgar, Prado y Valle de San Juan también figuran entre sus victorias electorales con candidatos propios. Mientras tanto, las alcaldías de Ataco, Falan, San Antonio y otras más fueron victorias producto de unas alianzas. En las elecciones legislativas de 2018 lograron elegir dos representantes a la Cámara: Adriana Magaly Matiz y José Elver Hernández «Choco», un senador (Miguel Barreto) y controlar varias entidades públicas del departamento: el SENA[12], la Universidad del Tolima[13], el hospital Federico Lleras Acosta, la Corporación Autónoma Regional (CORTOLIMA)[14] e Infibagué[15]; también, manejan o tienen gran incidencia en los organismos de control como la Contraloría, la Procuraduría y la Personería.

El barretismo fue el más votado en el Tolima en las regionales de 2019. En 2022, logró repetir como el más votado y subió de uno a dos senadores con el binomio de primos Óscar y Miguel Ángel Barreto; también, logró sumar dos representantes más a la cámara baja, pues ahora tienen cuatro: Alejandro Martínez, ex alcalde de Melgar; Gerardo Yepes, ex alcalde de Santa Isabel; y Delcy Isaza, ex alcaldesa de Ríoblanco. La curul de víctimas también quedó en estas toldas, ya que el candidato Haiver Rincón recibió un guiño del barretismo en esa circunscripción.

Escándalos

OBQ ha sido cuestionado por la contratación hecha en su paso dos veces por la gobernación del Tolima. Entre estas destacan la imputación que la Fiscalía General de la Nación presentó ante un Magistrado del Tribunal Superior de Bogotá, como parte de una investigación que se sigue en su contra por presuntas irregularidades de contratación mientras estuvo en el cargo entre 2008 y 2011. En esta, los investigadores del ente acusador «se centraron en 12 (convenios) de estos suscritos con la Corporación para la Promoción del Desarrollo Rural y Agroindustrial-Prohaciendo, cuyo valor ascendió a 4.700 millones de pesos. De igual manera, quedó en evidencia que entre los subcontratistas estaría una de las personas que donó dinero para la campaña de Óscar Barreto a la gobernación 2008-2011, y un hermano de este presunto aportante», dice el boletín noticioso de la fiscalía.

Otro lío del ex gobernador, tiene que ver con la licitación pública 011 del 2009 relacionada con la «recuperación y mejoramiento de la carretera Villahermosa-Líbano por un valor inicial de $9.000 millones y una adición de $3.700 millones». Por este hecho, fue inhabilitado por 11 años por la Procuraduría. Dicha inhabilidad fue revocada por un procurador, amigo del polémico subsecretario del Senado Saúl Cruz[16] y nombrado en la Procuraduría General de Alejandro Ordóñez, miembro ilustre del mismo Partido Conservador del ex gobernador Barreto.

«El Altísimo», que pareciera extender sus tentáculos al orden nacional, también está implicado en la celebración de contratos con un único proponente. La veeduría que denuncia las irregularidades ha expuesto cómo se violan topes en plazos, cambios en la forma de pago, actividades no ejecutadas y pagadas, como el caso de la construcción de un puente en el municipio del Guamo. Asimismo, OBQ, 48 horas después de ser absuelto en la investigación por el convenio Andrés Bello, una Fiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia le imputó tres delitos relacionados con contratación pública.

A este prontuario, se le suma las distintas denuncias por delitos electorales en los que se ha visto envuelto en las pasadas y recientes elecciones[17]. A «El Altísimo» se le acusa de compra de votos y otros delitos; también, consta en registros de formularios E-14, la forma en cómo los jurados de algunas mesas, incurrieron en «errores» repetidos y sistemáticos que favorecerían de manera clara al candidato Óscar Barreto con el C25 al Senado, y por ahí derecho al Partido Conservador, segundo partido con más votación en el Senado de la República[18].

Si fuera poco, OBQ también ha estado involucrado en escándalos como el del desfalco a los Juegos Nacionales, del cual no se ha recuperado la ciudad y el departamento; y ha sido señalado por antiguos aliados suyos, de manera cínica por demás, de incumplir acuerdos clientelares con ellos; aunque otros han aceptado sin tapujos los favores políticos[19].


Notas

[1] La alcaldía intervino varios escenarios con pintura azul, lo cual generó bastante polémica en la ciudad: más información.

[2] El trabajo periodístico de Lucas Pombo en la WRadio vuelve sobre algo previamente denunciado por otros. A propósito, la nota de prensa «Dos familias y la lucha por el poder en Tolima» ofrece algunos pormenores del grupo político de OBQ.

[3] El gerente de Central Pecuaria es Fernando Barreto Quiroga (hermano de OBQ), quien también hace parte de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Ibagué.

[4] En contubernio con «El Socio» y otros líderes, empresarios y ganaderos locales de municipios del departamento y cercanos a Ibagué, Gómez Gallo orientó la creación y desarrollo del Bloque Tolima de las AUC, como lo demostró la Corte Suprema de Justicia en la sentencia proferida contra Gómez Gallo.

[5] El informe del Centro Nacional de Memoria Histórica De los grupos precursores del Bloque Tolima de las AUC detalla información al respecto.

[6] Entre 1998 y 2005, el Bloque Tolima de las AUC operó en este departamento y ocasionó, aproximadamente, 270 asesinatos colectivos, cerca de 20 masacres y la desaparición forzada de al menos 188 personas, entre otros delitos. Este grupo paramilitar se desmovilizó el 22 de octubre de 2005.

[7] Ecos del Combeima, a propósito de una denuncia elevada por uno de los grupos políticos estudiantiles de la Universidad del Tolima, informó sobre el trasegar de OBQ y su grupo político, por medio de la nota de prensa «Exclusivo. Movimiento Bolivariano de las Farc reapareció en la UT».

[8] A propósito vale la pena destacar las relaciones con Gonzalo García Angarita, quien fue cuota de «Choco» en la gobernación del Tolima.

[9] Un ejemplo al respecto lo muestra Cambioin.com: «Cuota polémica del Choco en la gobernación del Tolima», como también El Cronista.co: «‘Choco’, a punto de quedarse también con la Contraloría de Ibagué».

[10] El actual gobernador del Tolima tiene varios procesos en curso, como lo reveló en su momento Caracol Radio, WRadio, Cambioin.com y elOlfato.com.

[11] Entre los casos cuestionables de Hurtado está el de piques ilegales en el aeropuerto cuando estuvo a cargo del aeropuero Perales de Ibagué, el aumento de los costos para los escenarios deportivos de Ibagué, la adición presupuestal a un contratista que construye el complejo de raquetas en Ibagué, su presunta participación en en política, la campaña a favor de Barreto de la primera dama de Ibagué, y los sobrecostos en mercados en pandemia, por mencionar algunos.

[12] Cambioin.com destacó esto en su momento: «Barretismo también se quedó con el Sena, por encima de Choco y el CD», como también lo hizo el portal Don Tamalio: «Póker del ‘Barretismo’ en el Tolima, también se queda con la dirección regional del SENA».

[13] El portal Cambioin.com referenció una denuncia elevada por un grupo político estudiantil en la cual quedan en evidencia la influencia e ingerencia del grupo político de OBQ en la institución universitaria: «Movimiento Bolivariano, amenaza funcionarios de la UT».

[14] Algunas voces dijeron que el barretismo perdió la dirección de Cortolima, porque quedó en manos de Miguel Barreto, quien se alejó (al menos públicamente) de su primo Óscar Barreto, como lo destacó el portal CiudadyRegión.com.

[15] Entidad ibaguereña encargada del servicio de Alumbrado Público, Aseo, Administración de las Plazas de Mercado, Parques y Zonas Verdes, Oficina de Micro créditos y Administración de Bienes Inmuebles.

[16] elOlfato.com reportó esta situación: «Exprocurador que absolvió a Óscar Barreto es amigo del polémico Saúl Cruz, subsecretario del Senado»; y en su momento también lo hizo Daniel Coronel a través del artículo «Mesa para tres».

[17] Entre las denuncias figuran una relacionada con el desmonte de las vaya de unos opositores, compra de votos a cambio de mercados y proselitismo con la entrega de unas placas-huella que debió entregar la Gobernación del Tolima, como lo señaló Alejandro Zuluaga. También videos de reuniones políticas donde se reparten tamales y de constreñimiento al elector en los puestos de votación el pasado 13 de marzo.

[18] En una muestra aleatoria recogida solamente en tres puestos de la zona 2 en Ibagué fue posible constatar irregularidades en 8 mesas mesas: Zona 2, puesto 4, mesa 7; zona 2, puesto 4, mesa 5; zona 2, puesto 2, mesa 25; zona 2, puesto 1, mesa 25; zona 2, puesto 1; mesa 21, zona 2, puesto 1; mesa 1, zona 2, puesto 1, mesa 50.

[19] Al respecto, Jaime Yepes confesó tráfico de influencias en el marco de su relación con OBQ.

Relacionados

Hacendatario
Alexander Martínez Rivillas es un profesor de la Universidad del Tolima. Él ha sido una de las voces encargadas, junt...
Manifiesto Comunista-1
Ni la sociedad en su conjunto, ni la nación ni todas las sociedades que coexisten en un momento dado, son propietaria...
Actualidad RT
En el marco de un acercamiento a la contratación y la corrupción en Ibagué, la abogada Constanza Aguja nos compartió ...
SONY DSC
A pesar del cemento invertido en el sur del Tolima, el abandono estatal sigue siendo notorio. La falta de oportunidad...